Cómo Orientar Un Proyecto Arquitectónico

Aprende cómo orientar un proyecto arquitectónico

El proyecto arquitectónico de cualquier edificación en general requiere por su complejidad contar con un personal altamente especializado y preparado con cursos específicos en la materia, o bien, con experiencia para resolver los variados problemas que tales proyectos implican, a fin de brindar resolución y una fácil comprensión de un proyecto arquitectónico.

Para entender un poco más sobre cómo debes orientar tú proyecto arquitectónico deberás también dividirlo en áreas fundamentales para su adecuada y fácil comprensión, por lo que hemos traído para ti este artículo donde explicaremos cada una de ellas de forma sencilla y que te sirva para lograr el objetivo planteado.

architect203 e1354818110432

Fases que debes seguir en la orientación de un proyecto arquitectónico

Planificación u orientación del proyecto arquitectónico

El desarrollo de un plan arquitectónico contempla en líneas generales consideraciones demográficas, sociales, económicas, geográficas y epidemiológicas, que deben ser analizadas con el objeto de determinar claramente las necesidades a satisfacer, con características en los diferentes niveles de servicios que integran el plan.

Hay que tener en cuenta que planificar es un proceso de lo general a lo particular y no inversamente, de lo particular a lo general.

Factores de la planificación u orientación de un proyecto arquitectónico

En la planificación de un proyecto arquitectónico intervienen varios factores, los cuales deben ser analizados con el objeto de obtener un claro y preciso enfoque de las necesidades y características que deben ser satisfechas a través de la edificación a crear.

04   Ensalada de Frutas 2

Estos factores comprenden aspectos de carácter económico, social, demográfico y en general, todos aquellos que directa o indirectamente afectan la solución de los problemas de la comunidad donde se proyecta emplazar el edificio.

Dentro de los factores que intervienen en el planeamiento de un proyecto arquitectónico, debes considerar de gran importancia aquellos que por su injerencia directa en los problemas de la comunidad, son los que determinan el buen éxito de la institución a crearse. Tales factores deben ser analizados de forma tal que resulte de un verdadero enfoque en las necesidades de la comunidad, de manera que la futura institución que se va a construir se ajuste a los requerimientos de ésta y cubra las necesidades básicas, sin subestimar ninguna de ellas, pero tampoco exagerándolas, porque llevaría a una organización demasiado onerosa que en vez de resolver los problemas, contribuiría a agravarlos, pesando su ejercicio sobre la comunidad misma.

Además, debemos resaltar que la planificación de un proyecto arquitectónico no es un problema que pueda reducirse a la simple proyección de la institución, haciendo abstracción de otros servicios existentes. Por el contrario, debe ser encuadrado dentro de toda la organización, previendo su relación con otras instituciones existentes o programadas dentro de la nueva estructura arquitectónica, recordando sí sólo será un elemento o parte de un todo.

Es necesario también establecer una jerarquización de acuerdo a los distintos niveles técnicos, para que cada institución realice el suyo propio en forma combinada, complementándose unas con otras y evitando en esta forma la duplicación de funciones.

Factores básicos para la planificación de proyectos arquitectónicos

AEREO

Con todos estos factores generales considerados anteriormente pasaremos a exponerte los factores particulares a los cuales tienes que prestar mayor observancia a la hora de la orientación de tu proyecto arquitectónico. Dentro de los factores que deben ser analizados para planificar un proyecto arquitectónico, debes considerar por su importancia los que a continuación nombraremos.

Demografía: Es esencial el conocimiento demográfico de la población comprendiendo el crecimiento, cuadros etarios, niveles económicos, nivel cultural, entre otros, ya que el estudio de estos datos te permite orientar un proyecto arquitectónico acorde a las características de la población, operando con sus propios recursos técnicos.

Vialidad: Es importante el conocimiento de las facilidades de comunicaciones existentes y programadas, ya que estas nos permitirán en forma práctica establecer las relaciones de servicios que deben existir entre las distintas instituciones, o establecer en algunas, características especiales determinadas por la poca facilidad de comunicación con otros edificios estructurados.

Topografía: Factor generalmente relacionado con la vialidad. Acá se determinan las mismas características de esta, es decir, la topografía, condicionando las facilidades de comunicación, las que serían más dificultosas en zonas montañosas que en zonas llanas.

Climatología: este es un factor que comprendiendo el clima, régimen de vientos, régimen de lluvias, entre otros, es muy importante para el arquitecto y grupo encargado del estudio de la ubicación del proyecto arquitectónico, tener muy en cuenta durante la selección definitiva del terreno. Además, estos datos servirán al arquitecto proyectista para establecer la mejor orientación y estudiar los sistemas de protección contra el sol y la lluvia.

Datos estadísticos en general: Se incluyen todos aquellos datos relativos a la población y sus características, que concurren a planear en forma más clara el tipo de institución más conveniente a determinada localidad. Entre otros, tenemos los datos relativos a la economía o actividades económicas, agrícolas e industriales. Conociendo estos datos, podrás determinar qué proyecto arquitectónico es necesario establecer, para satisfacer necesidades especificas, en relación con las actividades económicas de la población.

Recursos existentes: Son aquellas instituciones o posibilidades de recursos técnicos y de personal existente en la localidad, los cuales entraran a formar parte de la organización donde se insertará el nuevo proyecto arquitectónico cuando este sea una realidad.

Evaluación de los recursos existentes: La evaluación de estos recursos debe hacerla un grupo o equipo de profesionales: arquitectos e ingenieros, para establecer claramente cuáles de estos son aprovechables y en qué forma, así como cuáles deben ser reorganizados o simplemente desechados.

etu   exterior   cam16   00

Ahora bien, se contemplan dos tipos de consideraciones: una el elemento físico en sí y sus condiciones estructurales, arquitectónicas y de instalaciones. Otra, sus condiciones de funcionamiento referentes al aprovechamiento y rendimiento de los recursos. Los primeros son funciones de los arquitectos e ingenieros especializados y los segundos serán los planificadores o administradores del proyecto arquitectónico. Cada grupo debe trabajar en su campo específico, pero sin perder la perspectiva general que se debe tener del problema en cuanto a cada uno de sus componentes, y que no es otra sino determinar con un alto grado de acertividad cuál es la mejor orientación del proyecto arquitectónico.

Con estos factores explicados anteriormente y que influyen grandemente en la determinación de la orientación de un proyecto arquitectónico, te recomendamos que los incluyas en tu estudio de la orientación debido a que a través de ellos puedes extraer un cúmulo de valiosa información, que te ayudará a determinar exitosamente la orientación de tú proyecto arquitectónico con la consideración a que el trabajo dependerá de un grupo multidisciplinario de profesionales para lograrlo.

Te Puede Interesar:

Deja un Comentario